martes, 26 de junio de 2018

Pensamientos. P. Vasco Pinto de Magalhães, SJ




Deberíamos agradecer el tener en nuestras casas a alguna persona mayor, a un abuelo, aunque esté gastado y enfermo. Además de transmitirnos su saber, esa persona nos humaniza, nos da sentido de la historia y nos muestra lo que vale la vida, nos hace solidarios. Aun cuando ya no hable y "únicamente" dé trabajo, puede ser amado, lo cual nos hace mucho bien. Cuando llamen a tu puerta hablándote de eutanasia y diciéndote que la persona vale lo que produce, di que no estás.

P. Vasco Pinto de Magalhães, SJ