sábado, 30 de junio de 2018

La escuela de los Pequeños Escudos. Las jaculatorias


Queridos niñ@s,

Ya es sábado otra vez ¡Qué rápido transcurren las semanas!

Hoy vamos a retomar nuestra sección de la Escuela de los Pequeños Escudos aprendiendo una nueva jaculatoria ¿Recordáis lo que son las jaculatorias? Esta es la definición que vimos hace ya tiempo:

Jaculatoria: oración breve, encendida de amor y de cariño, que dirigimos al Señor, a la Virgen Santísima y a los Santos, para mejor mantenernos en la presencia de Dios a lo largo del día.

Recordad que es muy bueno y nos ayudaría mucho aprender varias jaculatorias y acordarnos de rezarlas durante el día porque nos sirven para acordarnos de Jesús o de la Virgen María mientras hacemos nuestras tareas o en cualquier otro momento. Además podemos ofrecer las jaculatorias por nuestro sacerdote. Son como una oración pero mucho más cortita.

La jaculatoria de esta semana (y por ser sábado) es esta:



"María, virgen Madre de Dios, ruega por mí."


¡Qué preciosos regalos para nuestra Madre son las jaculatorias dirigidas a ella!

A mi me parece muy bonita ya que está dirigida a la Virgen María, alabamos su Inmaculada Concepción, la reconocemos como Madre nuestra y le pedimos que interceda por nosotros ante Jesús, su Hijo. ¿No os parece maravilloso la cantidad de cosas preciosas que se pueden llegar a decir en una frase tan corta?

Recordad que las jaculatorias se pueden rezar en cualquier momento del día. Podemos pedir ayuda a nuestros padres para que nos las recuerden hasta que nos acordemos nosotros solos.

Os animamos a que nos enviéis jaculatorias para que las publiquemos en el blog de los Escudos de Santa María.