domingo, 9 de julio de 2017

Oración por las vocaciones


Quiero fiarme de Ti, Señor.
Tú eres mi Señor, mi Dios.
Tú te revelaste a los sencillos y humildes de corazón.
Danos un corazón sensato y sencillo
bueno y sabio como a Salomón.
Señor, te necesitamos
para cambiar, para convertirnos,
para transformar el agua de nuestra mediocridad
en el vino de tu alegría.
desde la creación pensaste en mí,
me entretejiste, me modelaste
en el seno materno
y con paciencia has acompañado mis pasos.
Dame luz como al ciego de Jericó
para ver el camino que he de seguir.
Hazme caer como a Saulo
para hacerme caer en la cuenta de mi egoísmo.

Tú me llamas, Señor, ábreme los oídos.
Señor, Tú me dices, Ven y sígueme.
Que no tenga ídolos ni riquezas
que no busque la gratitud
ni el tener tales o cuales cosas.
Sea tu amistad, mi tesoro;
tu Palabra, mi alimento.

Señor, Tú te has fijado en mí,
¿Qué esperas de mí?
¿Qué quieres que yo haga?
¿Qué proyecto, qué camino,
qué plan tienes para mí?
Háblame, que tu siervo escucha.
Dime, Señor, lo que quieras,
y dame fuerza para seguir tu voluntad.
Que tu gracia nos acompañe siempre.
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario