Obra de misericordia espiritual. Ofrecimiento del dolor por los pastores de la Iglesia

Obra de misericordia espiritual. Ofrecimiento del dolor por los pastores de la Iglesia

sábado, 1 de julio de 2017

Los sábados con la Virgen María. El pequeño oficio de la Inmaculada I

Buenas noches amig@s,

Vamos a celebrar que hoy es primer sábado de mes, un día muy especial para alabar a la Santísima Virgen María, nuestra madre.

Hoy traemos una bella y atrevida propuesta, como todas las de los pequeñ@s escudos y las familias escudo.

Vamos a pensar, por un momento, en que somos unos arqueólogos, es decir, aquellas personas especialistas en la arqueología que es la ciencia que estudia las artes, los monumentos y los objetos de la antigüedad. De manera más sencilla podemos decir que los arqueólogos, entre otras cosas, descubren cosas antiguas y las restauran y las llevan a museos, por ejemplo. Los gobiernos, a través de los museos, conservan estas cosas con mucho cuidado, en preciosas urnas, con bonitos marcos, preciosos pedestales, etc. y mucha gente acude a verlas y además disfrutan mucho.

Pues bien, sucede tristemente que en el caso de las cosas de nuestra fe católica, hemos abandonado muchas costumbres o perdido oraciones que se rezaban antiguamente y que eran preciosas. Por otro lado ya sabéis que nuestro mayor enemigo sólo trabaja para que nos alejemos de Dios y de nuestra Santa Madre por eso nos hace creer que rezar es cosa de mayores pero, una vez más os digo, no os dejéis engañar. Los pequeños escudos no se dejan engañar.

Este es el caso del Pequeño Oficio de la Inmaculada Concepción de María, una preciosa y poco conocida devoción a nuestra Madre del cielo.

El Pequeño oficio lo rezaban nuestras bisabuelas y era una hermosa manera de alabar a la Virgen María

Un oficio divino es una serie de oraciones que se van rezando a lo largo del día en diferentes horas. Los mayores rezan el oficio divino tradicional que rezan todos los católicos del mundo y hace años existió este Pequeño Oficio de la Virgen María que nació en Italia.

Como vosotros sois pequeños, hemos preparado un Pequeño Oficio de la Inmaculada Concepción de María que se reza solamente tres veces al día y es muy cortito para que os vayáis acostumbrando a rezar a lo largo del día.

Claro está, este oficio no es obligatorio rezarlo. Es para todos los valientes que queráis (y si os gusta). Se podría rezar los Laudes después de levantaros, las Vísperas al volver a casa después del colegio y Completas al ir a acostaros. También podéis empezar por rezar sólo Laudes o Completas y, poco a poco, añadir hasta completar las tres oraciones. Si os animáis podemos hacer más adelante más horas, para períodos de vacaciones o fines de semana, por ejemplo.

Laudes
(al despertar)


Vísperas
(al regresar del colegio) 


Completas
(a la hora de ir a dormir)


Un Pequeño oficio ha nacido
y nadie sabe cómo ha sido...
Pronto lo traerá un pajarito
ya veréis qué bonito


La semana que viene lo traerá la paloma mensajera

¡Que Dios os bendiga!

No hay comentarios:

Publicar un comentario