viernes, 5 de mayo de 2017

Adoremos al Señor



Di a las almas que me aman, que vivan unidas a mí durante el trabajo, en sus casas, sea de día que de noche, se arrodillen a menudo en espíritu y con la cabeza inclinada digan:

"Jesús, te adoro en cada lugar donde moras sacramentado, te hago compañía por aquellos que te desprecian, te amo por aquellos que no te aman, te doy alivio por aquellos que te ofenden. Jesús, ¡ven a mi corazón!"

Pedidos y promesas del Señor a la
Beata Alexandrina María da Costa, mensajera de la Eucaristía

No hay comentarios:

Publicar un comentario