sábado, 15 de abril de 2017

Oración por las vocaciones



OH JESÚS, PASTOR ETERNO de las almas, dígnate mirar
con ojos de misericordia a esta porción de tu grey amada.

¡Señor, gemimos en la orfandad! Danos vocaciones,
danos sacerdotes santos. 
Te lo pedimos por la Inmaculada Virgen María, 
tu dulce y santa Madre.

¡Oh Jesús, danos sacerdotes según tu Corazón! 
A ti, que has confiado la aplicación de la obra de la Redención y de la
salvación del mundo a tus sacerdotes, 
te ofrezco por la santificación de ellos y de los seminaristas, todas mis oraciones, trabajo y alegrías, 
mis sacrificios y sufrimientos.

Danos, Señor, sacerdotes verdaderamente santos que,
inflamados con el fuego de tu amor, 
no procuren otra cosa que tu Gloria, 
presérvalos de todos los peligros interiores y exteriores 
y defiéndelos sobre todo contra las insidias
de los enemigos de su virtud 
y de su santo ideal sacerdotal.

Danos muchos y santos sacerdotes, 
para aumentar nuestra fe, sostener a tu Iglesia, 
predicar tu doctrina, 
defender tu causa, mejorar las costumbres, 
desterrar los vicios e iluminar
al mundo con las riquezas de tu Corazón. 

Oh María Reina de los Apóstoles y Madre de la Iglesia,
ruega por nosotros y danos muchos y santos sacerdotes.

Amén.



No hay comentarios:

Publicar un comentario