jueves, 20 de abril de 2017

Niños adoradores


Querido Jesús,

Mis amigas y yo venimos a pedirte que ayudes mucho a mi hermanito. Ya sabes que él quiere ser sacerdote pero mis papás dicen que ser sacerdote no es un trabajo de verdad y tienen razón. No es un trabajo, es mucho más importante, es un regalo muy grande pero ellos no lo entienden, ya sabes que los padres también se equivocan. Ayuda a mis papás a que comprendan que eres Tú quien llama y que si no le dejan ser sacerdote no será nunca feliz y estará siempre triste como lo está ahora porque sólo te quiere a ti. Pon también cerca de ellos a personas que les animen y ayuda también a mi hermanito, dale paciencia y confianza en ti. 

Muchas gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario