martes, 4 de abril de 2017

Diario de Santa Faustina (1385) La tristeza de Jesús




"Has de saber, hija Mía, que cuando llego a un corazón humano en la Santa Comunión, tengo las manos llenas de toda clase de gracias y deseo dárselas al alma, pero las almas ni siquiera Me prestan atención. Me dejan solo y se ocupan de otras cosas. Oh, qué triste es para Mí que las almas no reconozcan al Amor. Me tratan como a una cosa muerta"
(Diario de Santa Faustina Kowalska, nº 1385)

No hay comentarios:

Publicar un comentario