sábado, 18 de marzo de 2017

Los sábados con la Virgen María. La limosna


Buenas tardes pequeñ@s escudos y familias,

En este período de cuaresma vamos a hacernos un propósito especial.Ya sabéis que es un momento en que se nos pide que hagamos un esfuerzo extra en la oración, la limosna y el ayuno pero eso no significa primero, que no lo podamos hacer durante el resto del año y segundo, que lo hagamos con tristeza. 

Todos nuestros ofrecimientos debemos hacerlos con alegría y por amor a Dios, no lo olvidéis.

Se me ha ocurrido que esta cuaresma podemos ir guardando en una cajita muchas flores (que pueden ser de papel) para que cuando llegue el mes de mayo, mes de la Virgen, podamos regalarle a nuestra Madre, la Virgen María, una preciosa corona ¿Qué os parece?

¿Os acordáis que vimos hace unos meses que las limosnas que le agradan a la Virgen María son las ofrendas de amor? Pues bien, vamos a pensar cada día con la ayuda de nuestros padres una ofrenda de amor que podamos ofrecer que bien podría ser un acto de caridad por cualquier persona, una renuncia a algo que nos gusta, un esfuerzo extra en alguna tarea, y todas esas cosas.
Además todas y cada una de estas flores u ofrendas de amor las ofreceremos a favor de nuestro sacerdote para que así la corona de flores le haga más ilusión a la Virgen María y consigamos que llore de alegría y no de tristeza al ver que nos esforzamos en amar a los sacerdotes. Acordaos que ella es, además de nuestra madre, la madre de los sacerdotes y se preocupa mucho por ellos.

¿Veis cómo se puede conseguir que algo que parece triste y aburrido sea algo divertido y alegre?


No hay comentarios:

Publicar un comentario