Obra de misericordia espiritual. Ofrecimiento del dolor por los pastores de la Iglesia

Obra de misericordia espiritual. Ofrecimiento del dolor por los pastores de la Iglesia

martes, 21 de marzo de 2017

El bien de la caridad. San León Magno

El bien de la caridad

Dice el Señor en el evangelio de Juan: La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros; y en la Carta del mismo apóstol se puede leer: Queridos, amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios.
  Que los fieles abran de par en par sus mentes y traten de penetrar, con un examen verídico, los afectos de su razón; si llegan a encontrar alguno de los frutos de la caridad escondido en sus conciencias. no duden de que tienen a Dios consigo, y, a fin de hacerse más capaces de acoger tan excelso huésped, no dejen de multiplicar obras de una misericordia perseverante. Pues, si Dios es amor, la caridad no puede tener fronteras, ya que la Divinidad no admite verse encerrada por ningún término.
  Los presentes días, queridísimos hermanos, son especialmente indicados para ejercitarse en la caridad, por más que no hay tiempo que no sea a propósito para ello; quienes desean celebrar la Pascua del Señor con el cuerpo y el alma santificados deben poner especial empeño en conseguir, sobre todo, esta caridad, porque en ella se halla contenida la suma de todas las virtudes y con ella se cubre la muchedumbre de los pecados.

San León Magno, Sermón 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario