martes, 7 de febrero de 2017

La Madre de Jesús Sacerdote. María y San Bernardo, sacerdote


María y San Bernardo, sacerdote

  En Europa, desde finales del siglo XI, se desarrolló masivamente el culto popular a la Virgen María. San Bernardo de Claraval, sacerdote y monje del Císter, difundió con un fervor extraordinario el culto a la Santísima Virgen con su inteligencia de sabio y con su amor del hijo.

  Una de las oraciones atribuidas a San Bernardo es de las más conocidas en toda la Iglesia y rebosa confianza en María:
"Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!, que jamás se ha oído decir que ninguno de cuantos han implorado vuestros favores haya sido abandonado de Vos. Animado yo por esta confianza, a Vos me presento, ¡oh Madre del Verbo! No despreciéis mis súplicas, antes bien, escuchadlas favorablemente, ¡oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María!".

FLOR. Reza la oración del "Acordaos", que rebosa confianza en la Virgen.

FUENTE: Estampa de María Auxiliadora. La Madre de Jesús Sacerdote nº 19

No hay comentarios:

Publicar un comentario