lunes, 12 de diciembre de 2016

Pensamientos. Padre Pío


 
Rogad por los malos, rogad por los fervorosos, rogad por el Sumo Pontífice y por todas las necesidades espirituales y temporales de la santa Iglesia, nuestra tiernísima madre; y elevad una súplica especial por todos los que trabajan por la salvación de las almas y por la gloria del Padre celestial (Epist. II, p. 70)
Padre Pío de Pietrelcina

No hay comentarios:

Publicar un comentario