Obra de misericordia espiritual. Ofrecimiento del dolor por los pastores de la Iglesia

Obra de misericordia espiritual. Ofrecimiento del dolor por los pastores de la Iglesia

viernes, 30 de diciembre de 2016

Acerca del Amor de Dios. El amigo que nunca falla

El amigo que nunca falla

Querid@s niñ@s,

Vamos a hablar hoy del Amor de Dios o de Jesús, el amigo que nunca falla. Habréis visto muchas veces una estampa muy conocida, aquí tenéis una muestra:


Maravillosa estampa ¿no os parece? 


Lo vamos a explicar de manera muy fácil, vais a ver.

Todos hemos tenido algún amigo que creíamos que era nuestro mejor amigo, sincero, bueno, con él compartíamos nuestras confidencias y todas esas cosas.



Desgraciadamente, a veces este amigo que creíamos que era para siempre nos ha abandonado por cualquier causa, se ha olvidado de nosotros.

Podemos comparar lo que ha pasado con el ejemplo de un ordenador que todos conocemos muy bien, aquí vemos uno: 

¿Qué ha hecho nuestro amigo?

1) Le ha dado a la tecla "suprimir" en el teclado de su ordenador y nos ha eliminado de su vida.
2) Luego nos ha enviado a la "papelera de reciclaje", es como si nos hubiera tirado a la basura.

3) El ordenador le ha preguntado ¿está seguro de que desea eliminar este archivo de forma permanente? y ha contestado . Adiós para siempre. Este amigo nos ha fallado, no era el amigo que creíamos. Peor aún, antes de eliminarnos de su vida nos ha ¡tachado! hablando mal de nosotros...terrible. Nos quedamos muy mal, tristes y dolidos.

Pero hay que perdonar siempre, nos lo ha dicho Jesús, y olvidar las ofensas como Dios olvida nuestras ofensas hacia los demás. Los pequeñ@s escudos perdonan siempre.

¿Qué hace Dios en cambio?



1) Dios NO envía a nadie a la papelera de reciclaje, la diferencia está en que Él VA a la papelera de reciclaje a buscar a los elementos eliminados.

2) Él le da a la tecla "RESTAURAR" El ordenador le pregunta ¿desea restaurar este elemento? y Él contesta . ¡Pues claro amig@s!, 

Dios siempre restaura porque es el amigo que nunca falla.
Dios nos ama siempre, no nos abandona nunca. 
Dios no desecha a nadie.
Dios nos acompaña siempre, aunque no le veamos, camina a nuestro lado y está en nuestro corazón.
Dios no habla mal de nosotros.
Dios puede salvar a todas las almas si ellas quieren porque Él puede hacerlo todo.
Dios nos quiere siempre con un amor infinito, así de grande


Muchos de nuestros hermanos, los escudos oferentes, son personas a las que otras han abandonado u olvidado por ser pobres, ancianos, estar enfermos, estar en la cárcel, etc. pero Dios no les ha abandonado. Dios está presente en los enfermos, los pobres y todas aquellas personas que sufren de una manera especial. Dios ama a todas las personas infinitamente y nos da a todos la oportunidad de arrepentirnos todas las veces que haga falta.

El resumen es el siguiente:

DEMONIO: Elimina y envía a la basura
DIOS: Recoge de la basura y restaura


¿Veis la diferencia niñ@s? ¿Lo habéis entendido?

No os olvidéis nunca de Jesús, Él es el amigo fiel, Él nunca se olvida de nosotros, es más, aunque una madre se olvidara de nosotros Él nunca nos abandonará (Is 49,15)

¡Feliz Navidad en compañía de Jesús, el amigo que nunca falla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario