lunes, 13 de junio de 2016

María y San Antonio de Padua, sacerdote


La Ecología tiene su patrono: San Francisco de Asís, franciscano. Un discípulo suyo fue San Antonio de Padua. Este, al hablar de la Virgen, usa comparaciones tomadas de las realidades naturales. La Ecología le sirve para dedicar bellas e inspiradas alabanzas a María.

Así habla San Antonio del Nombre de María: "Señora, tu Nombre es suspiro del alma, perfume de unción. El Nombre de María es alegría en el corazón, miel en la boca, melodía para los oídos".

San Antonio escribió esta inspirada oración a la Virgen: "Señora nuestra, única esperanza, ilumina nuestra mente con el esplendor de tu gracia, purifícala con el candor de tu pureza, cobíjala con el calor de tu presencia. Reconcílianos a todos nosotros con tu Hijo Jesús".

Fuente: Estampa de María Auxiliadora, La Madre de Jesús Sacerdote -21


No hay comentarios:

Publicar un comentario