jueves, 11 de febrero de 2016

Nuestra Señora de Lourdes


Buenas tardes Pequeñ@s escudos,

¡Hoy es un día grande! Celebramos la festividad de Nuestra Señora de Lourdes

La historia fue más o menos así:

El 11 de febrero de 1858, tres niñas: Bernardita Soubirous, de 14 años, su hermana Marie Toinete, de 11, y su amiga Jeanne Abadie, de 12, salieron de su casa en Lourdes para recoger leña.

Camino al río Gave, pasaron por una gruta natural donde Bernardita escuchó un murmullo.

Allí divisó la figura de una joven vestida de túnica blanca, muy hermosa, ceñida por una banda azul y con un rosario colgado del brazo.

Bernardita se acercó y comenzaron a rezar juntas. Luego la Virgen desapareció.

Durante cinco meses, la Virgen se le apareció a la niña, en medio de multitudes que se acercaban para rezar y poder observar a la hermosa señora, pero la Virgen sólo se le aparecía a la niña. 

En muchas ocasiones, Bernardita recibió desprecios y burlas por parte de las autoridades eclesiales y y civiles del pueblo, pero la niña se mantuvo firme en su fe mariana, sobre todo, en el especial pedido que la Virgen le había encargado: la construcción de una capilla sobre la gruta y la realización de una procesión.

Luego de la última aparición ocurrida en 16 de julio, fiesta de Nuestra Señora del Carmen, Bernardita ingresó a la orden religiosa de las hermanas enfermeras, a la edad de 22 años, y permaneció allí hasta su muerte a los 34 años de edad.

La fiesta de Nuestra Señora de Lourdes se celebra el 11 de febrero.

En esta historia, y en otras que veremos en otras ocasiones, podéis ver cómo nuestra Madre del Cielo ha escogido a una niña pequeña para transmitir mensajes a toda la humanidad. Y es que, a la Virgen María le gustan mucho los niños con un corazón puro y humilde, capaces de reconocer las cosas de Dios con una gran sencillez. 

Hasta pronto Pequeñ@s escudos
y
gracias por vuestras oraciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario